Home

Ingredientes:

  • Dos calabazas pequeñas 
  • Mantequilla
  • Sal y pimienta, al gusto

Para empezar corta las calabaza por la mitad. Con una cuchara quita las semillas y la pulpa del centro.
Pon todas las semillas en un recipiente (se pueden tostar después y comerlas con un poco de sal). Luego corta los trozos en otros más pequeños (referencia foto abajo). Repite el mismo proceso con todos los trozos de calabaza.

Coloca los pedazos de calabaza en una bandeja de horno (boca arriba o boca abajo) y asar en el horno a 170º durante 45 minutos o hasta que la calabaza esté tierna. Puedes comprobarlo pinchando un tenedor. Tienen que estar un poco doradas.


Retira la piel de los trozos de calabaza. Mete todo en un bowl y tritúralo con una batidora. Si no tienes batidora puedes aplastarlo con un tenedor o usar un pasapurés. Después añade la mantequilla, puedes ponerla derretida, la sal y la pimienta.


Tritura la calabaza hasta que quede hecho uno puré. Si ves que queda un poco seco ponle unas cucharadas de agua y si ves que está demasiado aguado coloca el puré en un colador para que se vaya algo de líquido. Una vez hecho vuélcalo en un bowl o directamente en el plato si lo quieres usar de inmediato.

Adaptación y fotos de http://www.thepioneerwoman.com

En los supermercados venden al vacío trozos de calabaza ya limpios y sin piel así que puedes hacer la misma receta pero metiendo los trozos directamente en el horno. También puedes hervirlo y hacer el mismo proceso de la batidora. ¡Espero que os guste!

Sofía Montes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s